Césped

El césped artificial tiene múltiples ventajas frente al césped natural ya que permite que sea instalado en zonas:

 

-       tanto interiores como exteriores que no disponen de suficiente luz natural.

-       sin humedad, o que no se pueda regar.

-       de mucho tránsito como parques, lugares de recreo, pistas deportivas… ya que el césped natural sufre más el desgaste.

-       que requieran mantenimiento 0: no es necesario cortarlo, fertilizar, quitar las malas hierbas…

-       con temperaturas extremas o cambios bruscos de climatología.

 

La solución perfecta para cualquier ambiente ya que disponemos de varios modelos con distintas alturas, tonalidades y texturas.